16.10.17

Reseña: El señor de las moscas — William Golding

EL SEÑOR DE LAS MOSCAS
WILLIAM GOLDING



Alianza editorial
Páginas: 252
Autoconclusivo




Que sí, que sí, ya os lo he dicho varias veces y estoy cumpliéndolo: he empezado a leer clásicos y pienso seguir haciéndolo. No nos asustemos, la proporción clásicos/lecturas actuales es mínima, pero de vez en cuando sí me apetece conocer de primera mano alguna de esas historias de las que se hablan por todas partes. 

Y no voy a negar, además, que últimamente todas las novelas que he leído tienen algo que ver con náufragos; ¿yo? ¿Obsesión? ¿Qué es eso? Jaja. Además, sobre esta en concreto, hay un episodio de los Simpson, seguro que os suena en cuanto leáis el resumen:

Un grupo de chicos acaba en una isla desierta cuando el avión en el que van cae, accidente en el que perecen el resto de adultos acompañantes. A partir de ese momento, aunque en un principio todos intentan buscar una organización "civilizada" para sobrevivir, rápidamente se tuercen las cosas, se vuelven salvajes y empiezan las luchas por el poder entre unos y otros. 

Os suena de algo, ¿no? Otro de los motivos por los que había oído hablar de este libro fue porque, según decían, podría haber influenciado la historia de Los juegos del hambre, pero... es una teoría que  se basa en que si dejas a unos jóvenes solos, acaban asalvajados y no les importa matar a sus iguales para sobrevivir; de todas formas, desde mi punto de vista está bastante cogida con pinzas.

Pero vamos, eso no quita para que resulte de lo más interesante: la deshumanización de los niños es muy llamativa, así como su pérdida de la inocencia, y aunque no pudiera parecerlo en un principio, según va desarrollándose todo, se va volviendo bastante perturbador y algo sangriento. Por lo menos a mí, desde la mitad del libro, me mantuvo en tensión continua por miedo a lo que pudiese pasarles a determinados personajes. 

También hay que señalar que es un libro que está lleno de simbolismos y que daría mucho de sí, además de que la historia está contextualizada en la guerra mundial, aunque en la isla no seamos demasiado conscientes de ello, pero... sí, tiene su importancia también. Todo es relevante en esta novela. 

En fin, El señor de las moscas acabó siendo un libro algo más salvaje de lo que imaginaba cuando empecé a leerlo, pero es una historia que me hizo reflexionar mucho y me atrapó por completo, así que yo que vosotros le daría una oportunidad. 

14.10.17

Reseña: Nemo. El gigante de piedra — Davide Morosinotto

NEMO: EL GIGANTE DE PIEDRA
DAVIDE MOROSINOTTO



Anaya
Páginas: 208
Nemo #2


AVISO: SPOILERS DEL ANTERIOR

Hace poco os traía la reseña del primer libro, y ¿para qué mentiros? No pude contenerme y leí la segunda parte tan pronto como llegó a mis manos; me apetecen historias de aventuras y cortitas ahora mismo, para poder leer aunque tenga tantas cosas que hacer. 

De nuevo, os repito que siento debilidad por Nemo, ese personaje tan sumamente misterioso que siempre consigue alucinarme con su forma de salir de los problemas y su gran imaginación. Quiero más de este señor, por favor. 

Tras huir del internado en una aeronave, Nemo y sus amigos acaban desembarcando en Praga, la nueva parada de su viaje, donde según parece, Nemo debe resolver un importante enigma con la ayuda de un rabino. Sin embargo, el peligro les pisa los talones, y tendrán que hacer todo lo posible para evitar caer en las redes de aquellos que los persiguen, los escarlatas, además de evitar que el mal recaiga sobre aquellos que les habían ayudado. 

Igual que me ocurrió con el libro anterior, ha sido una historia de esas que se leen en un suspiro; además, retoma la acción en el punto en el que se quedó, por lo que no nos perdemos nada y podemos seguir perfectamente qué es lo que les ocurre a los chicos. 

Aunque no transcurre demasiado tiempo en la historia, lo cierto es que sí podemos empezar a apreciar cierta evolución en los personajes: Nemo empieza a confiar un poquito -sí, solo un poquito- más en sus compañeros, y tanto Ashlynn como Daniel cobrarán más protagonismo todavía, por lo que los conoceremos mejor aún; de nuevo, por algún motivo el que sigue pareciendo un secundario es el propio Nemo, en el que no acaba de centrarse la historia.

¿Qué más puedo añadir? Nos encontramos con mucha acción, además de que es un buen retrato de cómo se encontraba y vivía la sociedad judía en esos momentos, ayuda a que nos creemos una visión de la situación y le da un toque muy interesante. 

En cuanto al desenlace, ha estado bastante entretenido, aunque de nuevo ha quedado bastante abierto; no sabría deciros exactamente cómo de larga va a ser esta saga porque lo cierto es que no tengo ni idea, pero por lo que parece, le queda aún bastante por contar... 

Resumiendo, ha sido una historia que me ha resultado entretenida y que me ha hecho pasar un buen rato, aunque la verdad es que no acaba de haber ese detalle que esperamos en todos los libros y que hace que nos encanten.

12.10.17

Reseña: Stealing Snow — Danielle Paige

STEALING SNOW
DANIELLE PAIGE



Roca Editorial 
Páginas: 384
Stealing Snow #1



No es ninguna novedad que tengo una obsesión enorme con todos los retellings, así que cuando me enteré de que se iba a publicar uno acerca de la historia de La reina de las nieves, mi emoción explotó: de pequeña era un cuento que me encantaba, además hay una adaptación sobre ella que me encanta.

A todo eso hay que añadir el hecho de que ya conociese a la autora por la saga de Dorothy debe morir, que devolvió a la vida la historia del Mago de Oz, que siempre me ha apasionado así que... no había motivos para pensar que no pudiera gustarme. 

Snow ha pasado prácticamente toda su vida ingresada en un hospital para enfermos mentales, aunque ella no está muy segura de pertenecer a ese sitio, y lo único que le ayuda a seguir adelante es Bale, otro paciente del que está enamorada. Su vida da un giro cuando empieza a tener sueños extraños con un árbol, y con la aparición de otro joven que le asegura que debe escapar para encontrar la verdad. Aquí comenzará la historia de Snow, que se embarcará en un peligroso viaje lleno de magia que le ayudará a descubrir su destino y, con él, quién es ella en realidad. 

No me voy a andar por las ramas: este libro ha sido una total decepción. Es cierto que durante los primeros capítulos no andaba demasiado mal, pues me pareció muy interesante que la protagonista se encontrase en una institución psiquiátrica, así como que presentase su vida allí, pero el retrato que ofrece es bastante ¿infantil? Sin detalles que lo hagan demasiado creíble. Y en un principio pensé que todo podría tener una doble lectura, lo que podría hacer de ello una historia increíble, pero... no. 

A partir de ahí, todo va en declive: creo que todos estamos un poco cansados del tema de "la Elegida", que tiene un destino maravillosamente épico que cumplir aunque ella no sabe nada del tema, y he de reconocer que cuando está bien hilado puede llegar a encantarme, pero en Stealing Snow se han acumulado demasiados tópicos que no venían a cuento: todos los chicos que aparecen se enamoran perdidamente de ella, aprende a utilizar la magia imposiblemente rápido, a pesar de lo desconfiada que es -porque ella misma piensa que lo es, aunque personalmente me parece que le falta personalidad por todas partes-, acepta todo lo que se le pone por delante... no sé, no se salva nada, de verdad. 

Y previsible, completamente previsible, si piensas en todos los clichés con los que puedes encontrarte, seguro que aparecen. En fin. 

Resumiendo, Stealing Snow no ha sido para nada lo que esperaba: una protagonista insulsa que se embarca en una historia con un argumento muy pobre que no ha conseguido engancharme para nada. Qué pena, en serio, con las ganas que tenía de que me gustase.